Posteado por: anamenmor | agosto 31, 2009

El Viaje (2º Parte)

 

Inka Jungle Trail 2/2

Nos levantamos temprano, pero no nuestros guías que venían con una gran resaca de la noche anterior… con el retraso, empezamos a caminar a las 9:00 am, tras un desayuno austero en “La Cruda”.CIMG1861 El sol quemaba desde el primer momento y la ruta era bastante más burda que el día anterior. Recorríamos una carretera de arenilla a pleno sol hasta la hidroeléctrica siguiendo aun el río Urubamba. Al borde de la montaña, podíamos ver rocas de granito blanco con pintas negras que se habían desprendido (allí comprendí de donde venía el suelo de mi cocina). Seguimos caminando aprovechando cada pizca de sombra del camino. A eso de las 12:00 pasamos por unas chacras de planta de coca y plátanos que humedecían el camino y daban algo de tregua al sol. Durante el camino, unos nuevos componentes del grupo, tres chicos israelíes, entorpecían el paso, quedándose siempre atrás y provocando en los demás frecuentes paradas para esperarlos. En una de nuestras esperas, paso una camioneta con ellos tres subidos en el techo, gritando que nos veríamos en hidroeléctrica. Una vez allí comimos, y proseguimos el camino por las vías del tren, a la sombra de una abundante vegetación. El camino seguía siendo bastante plano, pero la vía, rodeada de piedras afiladas, nos obligaba a ir mirando al suelo para andar sobre sus travesaños. Al fin podíamos ver Machupichu al final del camino, aunque aun teníamos que rodear toda la montaña para llegar a Aguas Calientes. Curiosamente, a Aguas Calientes solo se puede llegar en tren o helicóptero (o caminando sobre las vías del tren) no tiene acceso alguno por carretera.

Una vez llegamos al pueblo, nos condujeron a un hospedaje decente (nada que ver con La Cruda), y nos aprovisionamos para el día siguiente, pues, como podréis imaginar, los precios de Machupichu son caros incluso para Europa, teniendo también en cuenta que tienen precios distintos para los peruanos.

CIMG1885Nos despertaron a las 3:30 am, debíamos salir a las 4. Nos pusimos en marcha, la noche era bastante oscura, pero íbamos equipados con los frontales, teniendo las 2 manos libres para la subida. Nos esperaban 2000 escalones de piedra para llegar a los 2.500 msnm que está Machupichu. Una multitud de excursionistas nos agolpábamos en el camino hacia las escaleras. Allí empezaban a formarse grupos según el ritmo de subida. Aunque es bastante arduo, valdría la pena. Un perrito nos acompañó desde el puente de Aguas Calientes hasta la entrada a las ruinas, parecía no notar la altura o el cansancio, esperándonos en cada tramo para comenzar a subir con nosotros. Llegamos justo a tiempo, había algo de claridad cuando llegamos a las ruinas, pero aun no había salido el sol.

Tras la experiencia, supe que no estaba preparada para subir a Wayna Pichu, un pico dentro del propio Machupichu. Todos en la puerta esperaban subir allí, la gente llega temprano para obtener la entrada a él, pues, aunque es gratuito, solo está permitida la entrada a 400 personas por día. Imaginad el espectáculo, cuando abre la puerta de Machupichu y un gentío sale corriendo hacia la otra punta de las ruinas, sin reparar donde están pisando ni qué están viendo. El tomar la decisión tan pronto, me permitió disfrutar de aquellos momentos. Mientras todos corrían, pude embriagarme de la emoción, toda aquella inmensa construcción estaba ante mí. Me perdí por aquellas ruinas, no sabía donde estaba, ni hacia donde iba. Me encontraba caminos cerrados, toscas escaleras y, de repente, un guía astuto que llevaba a su grupo corriendo por un camino alternativo a Wayna Pichu. Decidí seguirles, pero a mi ritmo y, para suerte de aquel guía, recoger a aquellos que se habían quedado atrás y llevarlos con el grupo.

Una vez en Wayna Pichu, los interesados del grupo cogieron sus tickets de subida (de los que solo 3 personas subieron finalmente, una de ellas Abel) y volvimos a reunirnos todos para empezar el “tour”  guiado dentro de Machupichu. Desgraciadamente, no cambiamos de guía como nos dijeron en la agencia, sino que sería también Miguel quien nos mostraría las ruinas. Por qué desgraciadamente? Todo nuestro grupo se componía de canadienses, británicos y estadounidenses, por lo que la explicación sería en inglés; y, por otro lado, el nivel de inglés de Miguel hacía que ni los españoles ni los ingleses nos enterásemos de nada. Cada vez que pasábamos junto a un grupo de españoles con guía aprovechábamos para enterarnos de algo más que la redundante descripción que ofrecía Miguel. Tras 2 horas de tour, quedábamos por fin libres para explorar Machupichu por nuestra cuenta.

A las 10 am, Abel subió a Waynapichu. Un camino complicado, por escaleras muy estrechas y empinadas, con pequeñas cuevas y rampas que atravesar, aunque seguro que él os lo explicará mejor. Desde arriba, todo el Machupichu a sus pies, podía ver por fin toda la extensión de las ruinas.

Mientras tanto, me quedé con el resto del grupo, que al final decidió no subir a Waynapichu, viendo alguna de las rutas alternativas de Machupichu, donde apenas había turistas y descansando en uno de tantos bancales en terraza que rodeaban las ruinas.

Una curiosidad de Machupichu es que, no solo son 2000 escalones para llegar hasta él sino que, una vez dentro, no encuentras un tramo que no tenga escaleras. Cuando nos volvimos a encontrar Abel y yo ya decidimos que estábamos listos para subir a “la casa del vigilante”, en un cerro dentro de Machupichu, al final de unas largas escaleras. Una vez allí, pudimos tomar la foto de Machupichu que todos conocemos.

CIMG1955Estuvimos rondando por allí varias horas mas, sobre las 4, decidimos ya bajar de nuevo la montaña y volver al pueblo. Apenas tardamos 45 minutos, menos de la mitad del tiempo en subir.

 

Al día siguiente, el tren nos dejaba en Ollantaitambo, donde podíamos aprovechar para ver el Valle Sagrado. Pero como no encontramos la tarjeta de crédito de Abel tuvimos que regresar rápido a Cuzco para buscarla o, como al fin sucedió, anularla. Esa misma noche saldríamos hacia Copacabana.

 

 

P.D. Hoy tenemos el cumpleaños de la Sra. Nancy que nos ha invitado muy ilusionada. Felizmente coincide con el de mi hermanita y el de “mi tío el guapo“😛 Así que FELICIDADES PARA TODOS!!!!!

Posteado por: anamenmor | agosto 27, 2009

El Viaje (1º Parte).

Subimos al autobús. Eran 21 horas hasta llegar a Cuzco y entonces pensábamos que era demasiado (no sabíamos lo que nos esperaba). A pesar de todo, el bus era increíble, sillones muy amplios, estilo “cama-cama”, calefacción, comida, películas, set de aseo… todo un lujo (y aun no sabíamos lo que nos esperaba).

Llegamos a Cuzco, una ciudad limpia y acogedora, bastante contraria a Lima, donde uno puede caminar seguro a altas horas de la noche, entre sus bares y sus múltiples happy hours, las plazas y cuestas. El Loki Hostel se encontraba al final de la cuesta Santa Ana, un lugar de “difícil acceso” teniendo en cuenta las mochilas y el mal de altura. Por suerte era un sitio bastante agradable, lleno de estudiantes americanos que vienen a aprender español y, sobre todo, a divertirse. Pasamos 2 días allí, con el fin de aclimatarnos antes de empezar el Inka Jungla Trail.

 

 Inca Jungla Trail. (1/2)

El viaje comenzaba en el punto más alto de la carretera del Abra Málaga a unos 4000m. Nos esperaban 4 horas de descenso en bicicleta, de las cuales, solo la última hora era en camino sin asfaltar. Mientras descendíamos solo se escuchaban los pájaros, el agua y la caída de pequeñas piedras (única vez que hemos encontrado razones reales para la señal de “peligro por desprendimientos) mientras el olor a tierra mojada lo inundaba todo. Al llegar al final de la montaña, empezaba la parte dura, aunque aun no era necesario pedalear, el camino era bastante duro, lleno de piedras y polvo, las caídas de agua se convertían en barrizales y costaba mucho mas mantener el control. Yo, personalmente decidí dejarlo 20 minutos antes del final, ya que me costaba mucho frenar y ya había algunos que se habían caído. Abel llegó hasta el final como un campeón.

 CIMG1742Al siguiente día, levantamos a las 6 de la mañana, nos quedaban 9 horas de caminata a través de selva alta. En los primeros 15 minutos los mosquitos hicieron ya estragos en los mas desprevenidos (nosotros nos libramos gracias al Relec).  Recorrimos la orilla del río Urubamba, bordeando la montaña durante una hora, a partir de entonces, el camino se hacía más difícil: dos horas de subida a través de tortuosas escaleras naturales para llegar al lo que queda de camino inca. A pesar del intento de aclimatación en Cusco, el mal de altura (o soroche, como lo llaman los peruanos) me provocaba mareos e hiperventilación en toda actividad anaeróbica (como subir escaleras).  Por suerte, todo esfuerzo valió la pena. Podíamos recuperar fuerzas en una casa que ofrecía bebidas y hamacas a precio abusivo. Tras eso,  comenzaba el camino inca: unas estrechas escaleras e la ladera de la montaña… algo terrorífico para uno de nuestros compañeros que padecía vértigo. Al final del camino, nos hallábamos en un saliente de la montaña, desde allí podíamos ver todo lo que habíamos recorrido hasta entonces. Tras ello, volvíamos a descender, y el camino volvía a ser fácil. Lo impresionante era el cambio de paisaje continuo. Tras la comida y el descanso, pasamos por caminos más selváticos, paisajes de pura piedra, campos de algo que parecía bambú, playas al borde del río.

CIMG1804Finalmente, a eso de las 5 de la tarde, llegábamos a nuestro destino… y no podía ser mejor: en mitad de las montañas, sin cavilación cercana alguna, algún visionario optó por aprovechar las aguas termales de la zona, haciendo un recinto turístico descubierto que ofrecía ducha caliente natural, piscinas, alimentos y mosquitos a mansalva. Es aquí donde nos descuidamos: salimos de la piscina para tomar una bien merecida cerveza y, en menos de 5 minutos, teníamos las piernas llenas de mosquitos y sus respectivas picaduras.

Tras ello, aun quedaba una hora de camino hasta Santa María, pero el grupo fue inteligente y, ya que estábamos limpios y aseados, optamos por coger una combi hasta el pueblo. Allí nos alojamos en la Cruda, algo que marcaría nuestras vidas: una casita parecida a las que habitualmente visitamos en Fertisa, con las paredes hechas de paneles de escayola de unos 6cms de grosor, el tamaño de la habitación se ajustaba el máximo posible a la cama, las ventanas que daban a la calle tenía una cortina que no llegaba a cubrirla entera… y  no hablemos de la cantidad de arañas y bichitos que había en las paredes, así como del estado del único WC que había en la casa. Por suerte, todos estábamos demasiado cansados para que algo de eso nos importara…

 

Mas fotos en Facebook. Proximamente en Flirk….

Posteado por: anamenmor | agosto 19, 2009

El Sabor del Inka

Fin de la ruta. Hemos pasado dos días fantásticos en Cuzco, recorriendo sus calles y sus plazas; hemos bajado el Abra Málaga hasta Santa María en bicicleta durante cuatro horas, con un parte final de camino “rocoso” que solo algunos terminaron (entre ellos Abel); hemos andado todo un día desde Santa María hasta santa Teresa, a través de valles, montañas, sobre ríos, incluyendo unos kilómetros supervivientes del antiguo camino Inca; nos hemos bañado en aguas termales entre las montañas; hemos dormido en la Cruda, hemos caminado kilómetros de caminos y de vía férrea  a pleno sol para llegar hasta Machu Pichu pueblo; hemos subido a pie a Machu Pichu a las 4 am. para contemplar el amanecer, hemos pasado horas perdidos entre las ruinas de lo que un día fue una gran ciudad inca, Abel se atrevió a subir a Waynapichu…

Pero ahora, en solo unas horas, estamos de nuevo en Cuzco, comiéndonos una pizza en “El Sabor del Inka”.

¿Y ahora que? Nos quedan pocos días de vacaciones y aun mucho por ver. Hay que decidir que hacer con el tiempo y dinero que nos queda. Exploramos la guía, hablamos por el camino con otros mochileros. La decisión está tomada: corriendo hacia la terminal terrestre, regateando con distintas agencias conseguimos dos asientos en un bus hacia Copacabana (Bolivia), donde podremos ir a la isla del Sol del lago Titicaca (por lo que finalmente no iremos a Puno). Tras eso el plan es llegar a La Paz y de allí directos al Salar de Uyuni, pero eso ya veremos como lo hacemos. Ahora solo podemos esperar que la lavandería cumpla y podamos llevar ropa limpia a Bolivia.

 

Tendréis fotos y más detalles del viaje cuando volvamos. Hasta pronto.

Posteado por: El gato de la cornisa | agosto 11, 2009

La hora del café…

…porque ahora toca tomarse un descanso de voluntariado y vivir otro tipo de experiencias, en el sur de Perú. Se trata de un viaje hacía Cuzco, Machu Pichu, Puno (Lago Titicaca) y con guinda en el Salar de Uyuni (Bolivia). Durará dos semanas durante las que el blog estará abandonado a su suerte. No tendremos conexión y en el caso que la encontremos no tendremos más tiempo que el de leer algún e-mail y dar alguna señal de vida a los más cercanos.  Ana promete hablar por teléfono con su madre cuando llegue a Cuzco, que será mañana, a sus 5 de la tarde. Yo… prometo mantenerme con vida y buscar una cabina de teléfono desde la que dar las buenas tardes.

 

Así que queda media hora para que nos subamos la mochila a la chepa y esta vez seré breve porque me toca serlo. Estad seguros de que estaremos bien y que durante el camino nos acordaremos de vosotros y sacaremos algo más de un centenar de fotos con las os podréis aburrir.

 

Besos y abrazos a todo el mundo.

 

 

PD: Me he cortado el pelo.

Posteado por: anamenmor | agosto 7, 2009

Cambio de caras.

06 de Julio del 2009

 Terminó Julio, ahora todos los voluntarios del mes se van, otros llegan. ¿Por qué no escribimos? Los nuevos llegaron con ganas, estamos todo el día en la casita, organizando también el viaje de la semana que viene y poniendo al día a los nuevos, sobre lo que hacemos y lo que falta por hacer. Cuando llega la noche estamos derrotados. Os ponemos al día. Con la llegada de los nuevos, hablamos con Alex para que nos organizara de verdad. Ahora todo parece estar mucho mas estructurado. En una semana se ha organizado todo el material escolar nuevo, se ha creado un equipo de carpintería que hoy terminará las ventanas y las pizarras, y nosotros dos hemos hecho mas fichas sociales que en un mes. Ahora estamos muy centrados en el tema social, dejamos un poco de lado las clases. También se están haciendo algunos videoreportajes sobre el barrio que se colgarán cuando volvamos del viaje. Ahora, ambos nos hemos centrado casi exclusivamente en el tema social, hablamos con las familias, conocemos el entorno en el que se crían nuestros niños, nos confían sus problemas, y en la medida que podemos, les buscamos solución. Es mucho mas relajado que dar clases, y haces amistades en el barrio. La gente aquí es realmente agradecida, el otro día una señora que apenas tiene para dar de comer a su familia y que tiene que empeñar todo para operar a su hijito nos regaló unas chocolatinas, y lo único que hacemos por ella es escucharla cada día. Esta semana empezamos una nueva estrategia con las fichas sociales: antes de hablar con la familia, hablamos con nuestros chicos. En un principio lo hicimos para acortar el tiempo de entrevista con los padres, pero resulta que ha sido una buena estrategia para contrastar la información y para ganarse la confianza de los padres. Os contamos hoy la historia de J., una niña preciosa de 14 años, que es tía de G., de 11 años, otra encantadora niña, ambas vienen a la casita. Paso 1.Ayer hablamos con J., habló bastante de su familia, su hermano A. consume drogas, su padrastro se pelea con el, la madre es sobreprotectora con el hermano, G. es hija de otra hija de su madre con otro padre… una historia algo complicada, donde G. ocupa un lugar importante, es la única que ayuda en casa y la única en la que la madre de J. (o la abuela de G.) se puede apoyar y confiar, aunque no quiere ir al colegio. Paso 2. Hoy hablamos con G., nos vuelve a contar sobre los problemas entre su tío A. con las drogas y el abuelo, y las peleas entre sus abuelos. A ella también la trata bastante mal, no para de renegar de ella sin motivo, pero cuando le preguntamos la relación entre su abuelo y J. (es decir, con su padrastro), nos dicen que se llevan bastante bien: “a ella le compra su ropa, su comida, todo lo que quiere” ¿Se llevan bien?… ·si, pero de una forma especial… Es que a mi abuelito le gusta mucho J.” ¿Cómo le gusta? Le pregunto … “ya sabe, como una enamorada, no como su hija”… ¿y que le hace?.. “la toca, asi, como su enamorada”… ¿y J. Que te dice? ¿se encuentra mal? … “No, a J. Le da igual porque le d plata y le compra cosas…” ¿Tu abuelita lo sabe? “Si y grita a mi abuelito, se pelean mucho por eso”, ¿y a J. Le dice algo?… “No, bueno, a veces se enfada con ella porque parece que le gustara, porque no debería aceptar dinero de él, pero J. A veces se rechina conmigo porque a ella le da plata y a mi solo me grita”… Paso 3. Aguantar las lágrimas, todo sucedió mientras andábamos a su casa. G. me cuenta que ella no puede ir al colegio porque su abuela no tiene plata para mandarla allí, que quiere estudiar, pero no puede pedírselo a su abuela. Paso 4. Entrevista con la abuela de G. (madre de J.), nos cuenta una vida desgraciada, de un sin fin de marido, hijos indeseados y abandonos. No cuenta nada de los problemas actuales… solo que su esposo le grita a su hijo A. y a veces se pegan, y que a ella no le parece bien. Cuando se le pregunta por la relación entre J. Y su padrastro, no dice nada solo “bueno, a ella no la trata así, sabe? No la chilla, la trata de otra manera…” repitió varias veces, nada más. No nos deja entrar en su casa, dice que mañana, pues hoy estaba sucia. Paso 5. Resignarse. Esperamos a mañana, a ver si podemos encontrar al “cariñoso” padre de J. Mañana por la noche salimos hacia la sierra de Huarás, esperamos poder dejar un post antes de salir.

 Felices sueños a todos.

 CIMG1174

CIMG1143PD. Nuestro ahijadito y sus hermanas han tenido que irse del barrio. El padre, que trabaja al lado de su casa, fue varias veces a atacar a la madre delante de todos ellos, y aunque la acompañamos a la DEMUNA a denunciarlo, esto solo empeoró las cosas, y los ataques se hicieron mas frecuentes y mas agresivos. Ahora están en Twinsa, un barrio cercano, aunque no los hemos visto desde que se fueron.  Esperemos que todo les vaya bien y verlos pronto.

Posteado por: anamenmor | julio 31, 2009

Manual de Supervivencia del Perú. Vol. 1: El Taxi.

 

30 de Julio de 2009

(Vamos a dedicar algunos capítulos para hablar de las singularidades del Perú, y de como un europeo puede desenvolverse y salir ileso de situaciones cotidianas).

 

Al poner el primer pie en Perú, uno ya se da cuenta de que está lejos de casa. La gente habla el mismo idioma, pero hay algo distinto. En toda Europa, todo europeo puede moverse fácil y cómodamente, te tratan como a un señor allá donde vayas… aquí ya no gozas de es inmunidad, debes pasar por aduanas, rellenar mil papeles y declarar tu equipaje. Pero lo mas extraño no es eso. Al llegar al hall del aeropuerto, un millar de taxistas enchaquetados y bien peinados esperan para llevarte, y se ofrecerán todos a la vez, obsequiando sus placas de identificación y acompañándote allá donde te dirijas por mucho que digas “lo siento, ya tengo transporte”. En nuestro caso, nos recogieron Alex y Nico en un taxi que esperaban fuera del aeropuerto. Detrás de la vaya, las chaquetas están desgastadas y las credenciales se confunden con carnets de cualquier tipo.

 

El procedimiento a seguir siempre es el mismo: dices a donde te diriges, te dan un precio, y empiezas a regatear. El regateo se basa en cuestiones bastante absurdas normalmente (riesgos de multas, cantidad de gente, ser día feriado, no tener suelto…).

 

 DATOS BÁSICOS DE UN TAXI

  • Capacidad: de 0 a 10 ocupantes más el conductor (dependiendo de la capacidad del maletero)
  • Velocidad: hasta 100km/h en carreteras sin asfaltar.
  • Motor: hibrido (butano/gasolina)
  • Frenado: Máxima brusquedad, aprovechando al máximo la gran capacidad de reaccion peruana.
  • Obligaciones del pasajero: quien vaya delante debe ponerse el cinturón de seguridad, los 7 de detrás y los 3 del maleteron no tienen por qué llevarlo.

CIMG0481

 

 

Para elegir un taxi hay que fijarse en varias cuestiones:

  1. ¿Es legal el taxi?

  2. ¿Parece legal el taxista? (puede haber robado el taxi)

  3. ¿Cuanto cobra?

 

 

 

 

 

La primera cuestión es fundamental, y tu vida puede depender de ello. Claro que, los permisos de taxis son distintos en El Callao y Lima, por lo que los taxistas suelen tener uno u otro, pero no ambos, ya que le sale muy caro. No te asustes si mientras vas de Lima al Callao el taxista quita su cartel de taxi del techo, suele ser por no tener la licencia del destino. Por lo general, si no llevas equipaje importante o cosas de valor, parece mas importante fijarse en la cuestión 2.

 

¿Como diferenciamos un taxista legal de uno ilegal? La forma mas fácil de asegurarte de que el taxista es un tipo fiable es decir: “Vamos al Callao (o a Gambetta)”, si seguidamente el taxista sale huyendo, ESE era legal. Claro que en nuestro caso de poco nos sirve ya que es allí donde siempre vamos. Lo siguiente en que te puedes fijar es en la apariencia del taxista (que no lleve armas a la vista, puños americanos y la cantidad de rejas que lleven para protegerse), y del taxi en sí (no es recomendable montarse en taxis que tapan los agujeros de bala con masilla).

 

Por último, el regateo, como dijimos antes. En Perú no existen los taxímetros, por lo que es muy complicado que no te timen en el taxi. Lo mejor es preguntar a cualquier transeunte (asegurándonos que no sea del gremio taxista) cuanto costaría el trayecto que queremos hacer, y empezar un par de soles por abajo. Los días feriados suelen ser una excusa muy factible para sacarte el dinero, los precios se duplican y es muy complicado conseguir una rebaja.

 

¿Cuando debemos empezar a preocuparnos miedo en un taxi? La conducción temeraria es la norma en Lima, es bastante mas peligroso cuando el taxi va lento, especialmente en calles oscuras o jovenes en los alrededores. Algunos taxistas se compinchan con algunos pirañas para sacar tajada. Así además, como el taxi entero es atracado, no puedes denunciar nada contra el.

Cómo evitarlo, no hay procedimientos 100% efectivos, pero uno muy útil es el siguiente: antes de montarte en cualquier taxi, mira su número de placa (fundamental,.. que el taxi tenga placa). Cuando empieces a temer, coge tu celular, y llamando (real o ficticamente) di que vas a llegar en poco tiempo que te recojan “donde sea” y que vas en el taxi con tal placa. Eso  presiona bastante al taxista.

 

Aquí se acaba la primera lección de supervivencia, el próximo día les ofreceremos un “caso real” de taxis: Sandrito.

 Hasta pronto.

Posteado por: El gato de la cornisa | julio 28, 2009

La Cachina

26 de Julio del 2009

(Ana: ¿ Ya estamos en el 2009? –  3ª vez que lo pregunta)

 

La excursión del domingo fue a “La cachina”, uno de los mercados negros de Lima, en los que se venden los objetos robados por los personajes más emblemáticos de El Callao, los Pirañas. A estas alturas no se si sabéis quienes han ganado a pulso este sobrenombre. Se tratan, en general, de unos críos con estatura no superior a 1’60, el culo de los pantalones por las rodillas y una sudadera rapera, seguramente robada a un turista despistado, dentro de la cual esconden cuchillos y una gama de objetos de distintos propietarios. Estos seres, que se esconden debajo de las gorras, después de robar salen corriendo, saludan a sus madres y esconden sus juguetes nuevos debajo de la cama. A la mañana siguiente se dirigen a La Cachina y venden el producto por menos de un cuarto de su valor original.

 

La Cachina en sí no es peligrosa, aunque esté habitada por estos fanáticos de Al Pacino. Llegamos allí cogiendo la combi en dirección a Lima. Como siempre que utilizamos este medio de transporte, tuvimos que hacer ejercicios de contorsionista asiática para encajarnos en nuestros asientos. Nos adentrábamos poco a poco en un polígono industrial, casi desierto. Un dato anecdótico sobre los pirañas: Un chaval pidió al cobrador que el autobús parara en mitad del recorrido, en “Pacifico”. Allí unos enanos gritaron al autobús que parara, haciendo muecas y mentándole a la madre. El bus paró unos doscientos metros más allá y al chico se le activó en la cara una especie de risa nerviosa. “¡Chófer! ¡No seas cruel! ¡Me van a matar! Sigue unos metros más allá.” El chico se alejó cerca de un kilómetro desde su parada.

 

No llegamos a un sitio desierto ni tuvimos que bajar una escalera hasta una habitación oscura con tipos fumando. Al bajar del autobús nos topamos de frente con una nave tan grande como un Carrefour, con varias entradas, guardias de seguridad, padres de familia y niños (no me hubiera extrañado encontrar una mascota.) No es un sitio lujoso, pero está bastante bien organizado. Al entrar por el primer pasillo, de unos tres metros de ancho, nos encontramos con una hilera de stands, algunos más oscuros que otros, algunos con vitrinas y otros con perchas. Avanzamos boquiabiertos ante las pilas de ropa, zapatillas, mp3, móviles, cañas de pescar, trajes de buzo, relojes, mecheros, videoconsolas y más. (Incluso existe un vendedor ambulante de bastoncillos para los oídos y restaurantes.)

 

Preguntamos precios. Ana buscaba un MP3 para el viaje a Cuzco: Ipods por 30€, (también hay Itouch por menos de 125€ sin regatear). Rubén compró unos pantalones Levi’s por menos de 20 euros. Yo, una cazadora Hugo Boss, por menos de 60 euros. Ellos ponen un precio y se regatea, así funciona.

 

Al final salimos intactos, con la cartera medio vacía y nos fuimos a Minka para almorzar. Los restaurantes de la cachina no daban la impresión de ser limpios y comer cebiche robado no es moral.

(Gracias a nuestra astucia no tenemos fotos, ya que podríamos haber dejado sin imágenes el resto de las entradas del blog).

Posteado por: anamenmor | julio 27, 2009

Días de Fiesta

26 de Julio de 2009

 Es hora de despedir a 3 de las voluntarias, así que vamos a hacer una fiesta. Con solo 10s. Por voluntario (2,5€) tiramos la casa por la ventana: damos comida, chucherías y soda a 100 niños, globos y accesorios necesarios para los juegos y comida para un concurso de glotones. Hace falta tan poco… pero hace tanta falta…

CIMG1192Como era de esperar, todos estaban allí puntuales, antes de las 15:30, deseando entrar. Como se planeó un concurso de baile, todas las chicas venían con su minifalda, peinadas y pintadas para la ocasión. Si habitualmente parecen mas adultas de lo que son, así vestidas la impresión es aun mayor, parece que hubieran perdido su niñez. Pero pronto este miedo desaparece, en cuanto les proponemos juegos infantiles, todos, desde los mas peques hasta las adolescentes desvergonzadas participaron en cada juego: tirar latas, carreras de globos, hasta juegos musicales.

CIMG1222Al cabo de un par de horas, preparamos el concurso de glotones: era el momento mas esperado, todos querían participar, pero Alex ya lo había hecho otros años, y sabía que, como es lógico, muchos chicos solo participaban para poder comer, así que fue el quien eligió a los participantes, a los mas voraces, pero, además se guardó un truco en la manga… En el plato de cada concursante había plátano, naranja, galletas, un membrillo bien duro, sopa con féculas y dos perritos calientes con cantidades industriales de ají, una salsa picante típica, lo cual dificultaba mucho la carrera. Aquí os dejamos el vídeo de la carrera, y os presento a algunos chicos:

De derecha a izquierda: Mayu (ese día no comió para estar preparada para el concurso), Joel (pequeño ex-campeón de glotones), Nelly (no le gusta estudiar… pero para comer siempre aparece), Anthony, Jocelin , Carlos (un gran gran dibujante), Gladis, Jim (ganador del concurso, y aprendiz de carpintería en la casita con Nico), Sol (una de las chicas más controvertidas de la casa) y el último chico solo Alex lo conoce. A la derecha se puede ver a la señora Nancy, de la que ya os hemos hablado.CIMG1215

Y hablando de Nancy, gran momento cuando sacó a Abel a “perrear” con ella.. y claro, cualquiera se niega… Por lo demás la fiesta transcurrió tranquila, pasó el concurso de baile y repartimos el lonche y las chuches para los chicos. Nos chocó un poco que, cuando fuimos a poner las patatas y los caramelos en bandejas para que los chicos fueran tomando, Alex nos paró los pies. Allí al parecer no funciona, pues los grandes se aprovechan de su superioridad y se vuelven bastante “locos” cuando hay comida de por medio, así que hubo que ir dando un puñadito de cada cosa a los chicos, en lugar de poder compartirlo entre todos… cuando el hambre acecha, los esquemas cambian.

 

Por otro lado, el sábado tuvimos el bautizo del sobrino de Alex, Gabriel Ángel, que se celebro en la casa. Son bastante distintos a los de aquí, pero como siempre, la fiesta se agradece.

 

Aquí os dejo, solo adelanto que el domingo tuvimos una “excursión” muy interesante, pero esta noche os lo contará Abel.

 

Besos a todos.

Posteado por: anamenmor | julio 24, 2009

En casa de Sofia.

Perdonen el retraso, pero el explorer no va demasiado bien.

21 de Julio de 2009P7200173

 El martes les tocó clase de inglés a los medianos de las que se encargan Annia y Daria, las chicas polacas, así que ambos quedamos libres para seguir conociendo el barrio y hacer fichas sociales. Antes de terminar la tarde, una pareja se acercó a nosotros, preguntándonos por una de las voluntarias que ahora mismo no están. Casualmente eran los padres de Sofía, Noemí y Victoria, 3 de nuestras habituales (en la foto Sofía y Victoria). Sofía, la más pequeña, ha estado varias veces con sarna, y pudimos comprobar por qué. Los padres eran una pareja muy afable, aunque nos costaba un poco entendernos. Nos pusieron las 2 únicas sillas que había en la casa, y empezaron a contarnos su historia. Son gente peculiar los peruanos, hicimos al principio un árbol familiar como parte de la entrevista, hablándonos de todos y cada uno de los miembros de su familia… cambiamos de tema, seguimos viendo la casa… y casualmente, al preguntar por un carrito de mano que tenían en la entrada, nos dijo que era de su hijo… ¿Hijo? – Si, tengo 5 hijos de mi anterior matrimonio… La bomba al final de la entrevista, pero para él eso no parecía importante, que sus hijos le ayuden monetariamente y con materiales no es considerado como ayudas a la familia… hay que preguntarlo todo, no puedes dejar nada en sus manos.

Os dejo un vídeo de Noemí, para que también la conozcais  (merece la pena verlo)  http://www.youtube.com/watch?v=1CCzNffrAx4

P7200196Bueno, mientras todo esto transcurría, gallinas, unos pollos de cuello desplumado, un cerdito (el chanchito con que duerme Sofi) y una perrita con sus 4 cachorros andaban y revoloteaban bajo nuestros pies. La casa es, en resumen un corral, aunque el corral oficial solo contiene poco mas de una decena de cuis (conejillos de indias), que aquí son un plato riquísimo.

 

 

 24 de Julio.

Ayer llegaron por fin María y Rubén, que estaban de viaje, hemos echado mucho de menos a la enfermera estos días, y los niños de la casita aun más. Ahora tendrá que recuperar el trabajo pendiente.

Hoy nos toca fiesta en la casita, estamos preparando juegos y comida para la tarde. Habrá un concurso de glotones y baile para terminar. El próximo día esperamos tener un buen video que dejaros.

 Para terminar, aqui tenéis unos links con los SuperHits del Perú, que nos machacan día y noche:    

Hasta pronto.

Posteado por: El gato de la cornisa | julio 23, 2009

Dios nos libre de ser católicos

22 de Julio del 2009 

CIMG1140Hoy hemos echado el agua de socorro al pequeño Willi, el hijo de Marilin. Consiste en encender una vela y con una rosa empapada en agua bendita (ejem), dibujar la cruz en la frente y decir aquello de “A ti, Willi, en el nombre del padre, del hijo y del espíritu santo, amen.” (Ejem, ejem, ejem.) Ana no tuvo que soltar el Ave Maria, que se estudió al dedillo para el caso de que fuera necesario. Así que nos hemos convertidos temporalmente en padrinos.

Para la ocasión y para que la pequeña Irma y Maricielo comieran como reinas, compramos dos pollos, ensaladas, patatas fritas, dos platos de arroz chaufa y dos sopas chinas. Sobró comida, y seguramente mañana todavía tengan pollo para almorzar. Las niñas acababan de comer y todavía se llevaron un pedazo de pollo para comer en la calle, mientras volvíamos a la casita.

Hoy la casita ha estado tranquila, después de las lluvias y el jaleo de ayer. No hay mucho más que contar a parte que ha entrado una nueva voluntaria, se llama Sara y estudia medicina. Le ha tocado trabajo acumulado por la ausencia de las dos enfermeras, que están de viaje por Cuzco, y ahora mismo parece un poco desbordada.

Un abrazo a todos. (amén)

Older Posts »

Categorías