Posteado por: El gato de la cornisa | julio 3, 2009

Viaje

Miércoles, 1 de Julio del 2009

 

El calendario de viaje se torció. Salimos a las diez de El Puerto y llegamos a las siete, a la Terminal 1 de barajas. Nadie imaginó la posibilidad de que los viajeros pudieran necesitar bancos para sentarse o tumbarse. Dormimos en el suelo, sobre las maletas y por turnos, para que no nos robaran el equipaje y para descansar hasta las 2 de la tarde, que saliera el vuelo. A la hora de facturar las maletas nos avisaron de que el pasaporte de Ana caducaría durante agosto y no podían dejarle viajar. En la T4 nos hicieron uno de urgencia para poder viajar. Más tarde, durante el embarque, a las 4 20 de la tarde por los retrasos, el nombre de la tarjeta de embarque de Ana no coincidía con los datos del pasaporte, por un error de la compañía aérea. Hasta nos dijeron, tras una llamada de teléfono, que no nos podrían dejar entrar, no habría arreglo. Por suerte, uno de los empleados llamó por teléfono sin hacer caso a su compañero y nos lo solucionó en el último segundo.

 

El vuelo duró trece horas, vimos tres películas, dormimos, comimos, bebimos cerveza y nos sobró tiempo para dormir, cosa que queríamos evitar a toda costa para no pasar hoy un día de mierda con el Jet Lag. Ana tuvo que sufrir a un niño pequeño con fiebre que se dormía sobre su hombro. Yo comía M&M’ s, un paquete de tamaño XL, para matar el aburrimiento. Rellenamos los tres folios que sanidad y aduana te obligan a anotar con datos sobre la posible infección de la Gripe A o para declarar cosas que puedan ser vendidas detrás de la frontera. Nos recibieron máscaras blancas que miraban con recelo.

 

Eran las once de la noche. Al salir al vestíbulo, los taxistas acosaban con una gran paciencia y determinación, para conseguir clientes. Nos recibieron Alex y Diego, metimos nuestras maletas en un taxi y nos topamos de frente con la primera mueca de la realidad Peruana. El Callao es una nube de polvo en la que viven personas en pequeñas casas a medio construir. Largas calles de ladrillos, polvo, humedad y oscuridad. Primeras impresiones en la casa: dormimos en literas y el agua la cortan de diez de la noche a seis de la mañana.

 

CIMG0461


Responses

  1. vaya viajecito…espero que las pelis no fueran tan mierdas como omaginabas ; ). En nicaragua no habia ni agua caliente, supongo que ahí tampoco. Creo que al final me rendire ante el caralibro…besos cañaillas!

  2. Vaya panorama, no es que sea un comienzo muy halagüeño, pero seguro que habrá compensaciones, por lo demas todo es cuestión de adaptarse a las circunstancias.

  3. Ira, lo de las fotos puede venir siendo un tema… a ver si cae alguna mas!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: